jueves, 11 de mayo de 2017

Reseña El matrimonio de la señorita Buncle



El matrimoni de la senyoreta Buncle
D.E. Stevenson
Editorial Viena
432 páginas
26 euros







El matrimonio de la señorita Buncle
D.E. Stevenson
Editorial Alba
22 euros








     Barbara Buncle se ha casado con su editor, el señor Abbott (recomiendo leer antes El libro de la señorita Buncle), viven en Sunnydele pero no están contentos con la vida que llevan, después de nueve meses casados. Las partidas de bridge y la vida social tan ajetreada,  porque son una pareja muy popular, no les gusta , y por eso piensan que la mejor idea para excusarse con todas sus amistades es irse a vivir a otro lugar. Así es como inicia Barbara un sinfín de viajes para buscar la casa ideal en el que aposentar, definitivamente, sus raíces.
       Una mañana cuando va a buscar las llaves a un Bufete de abogados para ver una nueva casa llamada  Archway House la confunden con otra persona y le hacen leer unos documentos que no debería de mirar. Así es como empieza a liarse la cosa, porque Barbara sabe cosas de ciertas personas del pueblo. Finalmente  el señor  Pinthorpe, (lo encuentra leyendo El perturbador de la paz) un ayudante del bufete le enseña Archway House y pese a que la casa está abandonada y necesita muchas reparaciones Barbara se enamora de ella al instante. El segundo socio del bufete el señor Tyler, el que se equivocó al confundir a Barbara con otra persona y le permitió leer el testamento de una conocida dama de Wandlebury, encuentra mala suerte que la señora Abbott haya comprado la casa porque sabe que puede poner al bufete en un grave aprieto si se sabe su error.



     Así como me gustó la primera parte esta segunda no me ha decepcionado y es del mismo estilo que la anterior. Me gustan mucho sus personajes y las descripciones que hacen, hay una en particular que me llamó bastante la atención, habla Sam, el sobrino del señor Abbott que los va a visitar a Wandlebury unos días:
     '' Jerry era como el pan. Era como el buen pan de maíz, sustancioso, cubierto de una capa gruesa  de mantequilla de pages sin artificios;y le vino a la cabeza la idea de que un hombre podría comer pan toda la vida y no cansarse, y que nunca le llegaría a empachar como las pasta azucaradas, los pasteles o el éclairs de chocolate.''
     Encontramos entonces a una Barbara más madura que con el paso de la novela y  los encuentros que tiene con los habitantes de Wandlebury, ha evolucionado como persona. Con una Barbara feliz en su matrimonio y ganas de ayudar a las personas que más quiere. Una mujer que, pese a parecer sencilla, capta enseguida como es cada persona  para sorpresa de su marido. Y una mujer que vuelve a querer coger la pluma y el papel para plasmar a todos los habitantes de Wandlebury.

    Así como recomendé El libro de la señorita Buncle, también recomiendo su segunda parte, 
    Mi valoración personal es de  5 sobre 5